Historia


En el año 2003, la Obra Social “la Caixa” y la Junta de Extremadura impulsan la creación de una organización compuesta por personas mayores residentes en
Extremadura, con la misión de potenciar su papel social desde el voluntariado tecnológico o informático (cibervoluntariado). Así, se constituye en noviembre
del año 2003, la Asociación de Voluntarios Informáticos Mayores de Extremadura (AVIMEX), para fomentar la integración y formación de diversos
colectivos sociales a través de las TIC. Actualmente, AVIMEX cuenta con más de 400 socios voluntarios distribuidos por toda la geografía extremeña,
centrando sus acciones en la red pública de centros de mayores de la Junta de Extremadura.

AVIMEX está presente en 24 Centros de Mayores (red del SEPAD-Junta de Extremadura) que cuentan con Ciberaulas de Mayores, que pretenden ser espacios dinámicos y proactivos donde tenga cabida la información y la formación en asuntos de interés para las personas mayores, la comunicación y el intercambio entre personas de distintas generaciones, y el aprovechamiento del ocio inclusivo para todos. Un punto de encuentro para la ciudadanía de cualquier edad, donde los mayores ejerciten sus capacidades creativas y organizativas de iniciativas de interés general en el barrio, pueblo o ciudad, en base a las tecnologías digitales, encaminadas a mantener integrado este segmento de la población en su propio hábitat social.

En este tipo de organizaciones sociales convergen intereses tanto individuales como colectivos. Por un lado, la autorrealización personal, la autoestima, la
inversión del tiempo libre, el aprendizaje a lo largo de la vida, la expresión agrupada, el sentimiento de identidad, la convivencia generacional, la comunicación interpersonal, la renovación de roles, entre otras consideraciones; y por otro, la participación cívica, la intervención comunitaria, la transformación social, la conectividad en red, la ayuda solidaria y el voluntariado a favor de otras personas, en este caso, en el ámbito de la inclusión social y tecnológica. Así, se detecta una complementariedad entre el bienestar emocional que manifiestan aquellos adultos mayores como consecuencia de las conductas prosociales y altruistas como voluntarios en entidades como AVIMEX, consiguiendo con ello una posible mejora en la calidad de vida.

Al margen de la satisfacción vital de estos voluntarios de edad, se está potenciando la cultura de la participación, secuestrada durante años por circunstancias ajenas a la voluntad de los mayores, y que ahora resulta una oportunidad de conocer otras realidades próximas e intervenir como actores sociales en el progreso colectivo. Es la misión de AVIMEX: el empoderamiento y la productividad social mediante el cibervoluntariado, a fin de alcanzar la meta de la inclusión social y tecnológica de las personas con más dificultades para su integración en la sociedad de la información.

El establecimiento de esta cultura de la participación requiere una base sólida sobre sentimientos y actitudes que afectan a la identidad personal. De ahí, que
el sentimiento de identidad constituye la base para la permanencia en un grupo u organización, además de la conciencia social sobre las necesidades de
quienes forman parte del entorno. Estos son los elementos que confluyen en los voluntarios de AVIMEX o asociaciones similares, participando en las
actividades autogestionadas, recibiendo la formación requerida para su labor solidaria, y el hecho de mantener una relación y formar parte de un equipo humano, a escala asociativa, en cada una de las localidades extremeñas donde existen células vivas de AVIMEX.


DESCARGAR HISTORIA COMPLETA


Total de Visitas: 10 - Today Page Visits: 1